"Difícil cosa entender por qué se quiere llorar o ACABAR CON TODO
(y mucho más difícil poder explicarlo)"

Instalación transmedial, creación de software e iluminación

El montaje está basado en texto original denominado El descanso de las Velas, ejemplar ganador del premio al mejor texto dramático editado 2010 del Fondo del Libro y también del Fondo Nacional de las Artes 2010 para su puesta en escena.

El texto dramático cuenta la historia de dos hermanas, Amelia y Sofía, casadas con dos hermanos, Eduardo y Roberto, respectivamente.

Todos ellos habitan la misma casa, donde recuerdan sus particulares relaciones de pareja, sus traiciones y sus deseos, evidenciando que han sido atropellados por el destino y lo único que les queda es una última cena familiar, que ha venido a preparar la madre de las hermanas, donde llevarán hasta el delirio su particular manera de construir una familia.

La puesta en escena sitúa a los personajes en cuatro espacios diferentes de una casa, los que dialogan con los otros a través de proyecciones en vivo. De este modo, la proyección se instala en el espacio de cada personaje como el recuerdo subjetivo que se tiene del otro y de las situaciones vividas con él. Es por esto que el espectador deberá optar por ver sólo a un personaje de manera real, en una sola sala y apreciar cómo los otros personajes y sus recuerdos lo visitan a través de su presencia virtual.

Este dispositivo transmedial busca investigar sobre el uso de la tecnología al servicio de la puesta en escena, poniendo en discusión y contraste los elementos que la conforman, trastocando las jerarquías y los status tradicionales de ellos. Texto versus Imagen, Actuación Mediatizada versus Actuación Real y Pureza versus Hibridez, son algunas de las problemáticas que surgen a través de la inclusión de la tecnología en esta puesta en escena.

En este sentido, se quiere hacer partícipe al público de este proceso y todos aquellos espectadores que asistan a ver el espectáculo, podrán volver a ver otras funciones gratuitamente, para apreciarlo desde otra sala, con otro personaje real y otros virtuales, entendiendo así este texto dramático y su puesta en escena como una creación de perspectiva poliédrica.

El Descanso de las Velas, título original del montaje, es uno de los dos textos que forman parte del libro En el nombre del padre y de la hija, escrito por Flavia Radrigán y su padre Juan. El libro fue publicado el año 2010 por la Editorial Cuarto Propio y tratan una temática en común: la quebrazón del matrimonio.

“Difícil cosa entender por qué se quiere llorar o acabar con todo (y mucho más difícil poder explicarlo)”

Dramaturgia: Flavia Radrigán

Dirección: Marco Espinoza

Elenco: Marcela Salinas como Amelia, Víctor Montero como Eduardo, Félix Venegas como Roberto y Claudia Vergara como Sofía

Asistente de dirección: Cristóbal Pizarro

Instalación transmedial, creación de software e iluminación: Koke Velis

Vestuario: Los Contadores Auditores

Música: Enrique Díaz, Benjamín Vergara, Marcelo Maira y Paulina Mühlewiehoff

Producción: Javier Caraccioli